Cabecera experiencia

A Franqueira, una procesión con 1.500 años de historia

Buscador
Disfrutar con...
Icono Pareja Pareja Icono Grupo Grupo Icono Solo Solo Icono Familia Familia
Cuándo ir...
Icono Verano Verano
Dónde...
Icono Interior Sur Interior Sur
La Romería de la Virgen de A Franqueira, en A Cañiza, se sitúa como la fiesta litúrgica más longeva de Pontevedra y la tercera de Galicia

Galicia es tierra de ensueño y leyendas, y unas cuantas hay en nuestra experiencia mágica de A Cañiza, en el interior de As Rías Baixas. Según la leyenda, a una anciana se le apareció la Virgen mientras sus animales pastaban en un cerro de la comarca. Tal fue el impacto que en los pueblos cercanos se decidió crear una ermita en veneración a la imagen de la Virgen, pero la orografía no facilitaba su construcción y las vecinas y vecinos de los diferentes pueblos no terminaron por acordar el emplazamiento de su edificación. Tanta división llevó a las parroquias de los lindes a determinar que unos bueyes cargaran con la imagen santa y allí donde se detuvieran a beber se erigiría el templo. De esta manera, con los ojos vendados y sin guía, las reses terminaron por detenerse en un manantial de A Franqueira. De ahí que se conozca a la Virgen como Virgen de la Fuente y al lugar de la aparición como Coto da Vella, donde se situó una imagen de la santa tallada en piedra en 1968.

En la actualidad la Romería de A Franqueira es una de las concentraciones litúrgicas más relevantes de Galicia. Declarada Fiesta de Interés Turístico de Galicia en 1999, se trata de un festejo dedicado específicamente a la devoción a la Virgen, sin la presencia de orquestas ni atracciones de feria, un ritual que, además, presume de casi 1.500 años de historia, sólo comparable con el de Nuestra Señora de A Barca, en Muxía (A Coruña), y el de As Ermidas de O Bolo (Ourense).

Sus orígenes se sitúan en el siglo VII, momento en el que los historiadores datan las primeras devociones marianas. A Franqueira es, además, la única romería de la provincia en haber sido canonizada, acto realizado el 21 de julio de 1963. Tal es su importancia que también existe la procesión de la Primavera, conocida como la Peregrinación de As Pascuillas; además, posee el título de Alcaldesa Honoraria de A Cañiza desde 1957.

La fiesta

El día previo se realiza la procesión de las antorchas, en la que feligresas y feligreses portan velas desde el templo hasta el Alto de la Coronación.

El 8 de septiembre comienza el festejo oficial, con misas desde las 7:00 hasta las 12:00 h para la nueva procesión. La Virgen vuelve a estar a cargo de dos reses, con la corona que portó el día de su canonización, regalo de las y los devotos.

Al llegar al atrio, cuatro parejas de jóvenes locales realizan un baile tradicional, vestidos como indica la costumbre; las bailarinas, que se unieron a la danza en los años veinte del siglo pasado, lucen las joyas familiares más antiguas.

Un segundo acto es la teatralización de otro de los famosos milagros de la Virgen, el drama del moro y el cristiano, una vez finalizada la danza anterior. Este milagro fue recogido por el escritor gallego Ramón Cabanillas en As Romaxes da Franqueira, de 1927, reeditado en 2008. Cabe destacar también la Fiesta de Os Poxos, el tercer domingo de mes, en la que se subastan para fines sociales las ofrendas entregadas a la Virgen durante ese año.

La leyenda del moro y el cristiano

Cuenta la leyenda que soldados cristianos presos en Argel se encomendaron a la Virgen de Nuestra Señora de A Franqueira para su liberación. Lejos de temer tales plegarias, los moros que custodiaban sus celdas los enclaustraron en arcas de madera y con cadenas. Para sorpresa de todos, unos ángeles aparecieron una noche para transportar las arcas con carceleros y presos hasta el templo de A Franqueira, arcas que se abrieron sin ayuda para asombro de los moros, que, tras presenciar tal prodigio y ver salir sin cadenas a los presos, se convirtieron al cristianismo.

Para ver y recorrer

Acercarse a A Cañiza es una buena opción para escapar del ajetreo de las ciudades y adentrarse en algunas de sus hermosas sendas. Entre estos paseos destaca O Camiño da Raíña, antiguo acceso de la propia Doña Urraca cuando llegaba de Castilla. Más famosa es la Ruta de Vieiros de A Franqueira, un paseo más largo que comienza entre Soutomaior y Redondela y que transcurre por otros cuatro municipios durante sus 42 kilómetros antes de llegar a A Franqueira. Para los días de calor, Luneda posee su propia playa fluvial, pero si el buen tiempo no acompaña es posible visitar alguno de los miradores de la comarca, como el del monte Paradanta, en A Franqueira, o el del Monte Pedroso, en Arbo.
Disfrutar con...
Pareja Grupo Solo Familia
Cuándo ir...
Verano
Dónde...
Interior Sur   
Recursos de la experiencia
Recursos de la experiencia
Recursos cercanos
Recursos cercanos