Cabecera experiencia

Otoño con niños: cuatro parques infantiles imprescindibles en As Rías Baixas

Buscador
Disfrutar con...
Icono Familia Familia
Cuándo ir...
Icono Otoño Otoño
Dónde...
Icono Costa Norte Costa Norte Icono Costa Sur Costa Sur
Decenas de parques infantiles amplios, modernos y bien equipados, con tirolinas y originales juegos, garantizan horas de diversión a niñas y niños en los cuatro puntos cardinales de As Rías Baixas. Nos fijamos en cuatro que se distinguen por atraer a familias que buscan un plan con sus hijos y que incluso se han convertido en reclamos turísticos.

A Canuda, en Salvaterra de Miño, el Parque de los Sentidos, en Marín, Castrelos, en Vigo, y la Aldea Grobit de Illa da Toxa son únicos y excepcionales. Ninguno os defraudará si lleváis a las y los más pequeños un fin de semana de este otoño. Todos son gratuitos y quedan en la memoria más allá de pasar una buena tarde. Os contamos por qué.

A Canuda (Salvaterra de Miño). Es el megaparque por excelencia de As Rías Baixas. A orillas del río Miño, a su paso por Salvaterra, se extiende una superficie de 200.000 m2 –equivalente a veinte estadios de fútbol– con grandes zonas de juegos y áreas educativas.

El parque infantil es enorme, con hileras de toboganes y columpios, pasarelas, túneles y una amplia variedad de juegos (trenes, casas, dados, balancines…). Muy cerca del recinto infantil se halla el aula de la naturaleza, con muestras de flores, arbustos, parras con viñedos de As Rías Baixas y árboles. Todo identificado para aprender mientras se recorre. Además, hay una exposición de orquídeas y otra de aperos tradicionales. Al lado, patos y cisnes nadan apaciblemente en un estanque.

A Canuda (Salvaterra de Miño)
A Canuda (Salvaterra de Miño)

Que no se os olviden las bicis, triciclos y otros juguetes con ruedas: uno de los platos fuertes es el circuito vial, con semáforos incluidos

No olvidéis llevar las bicis, triciclos u otros juguetes con ruedas porque uno de los platos fuertes del parque de A Canuda es el circuito vial, que cuenta incluso con semáforos siempre activados. Fuera del recinto del parque también existe un carril bici para dar un tranquilo paseo por la ribera del mayor río de Galicia.

La gigantesca área recreativa de Salvaterra de Miño cuenta con zona de mesas con tableros de parchís y ajedrez, además de un estupendo auditorio en forma de anfiteatro. Y si el parque está perfectamente equipado, el área biosaludable es un verdadero gimnasio al aire libre para mayores.

Aparcar no será un problema, ya que junto al parque hay mucho espacio para estacionar. Palco de música, fuente, espacios arbolados… son muchos los detalles destacables del parque de A Canuda, pero lo mejor es que los descubráis vosotros mismos.

Parque de los Sentidos (Marín). Si no lo conocéis, os llevaréis una grata sorpresa. Este parque se encuentra en la granja de Briz, en la comarca de O Morrazo, en la ladera de un monte tupido por las hojas de los árboles. A medida que avancéis por escaleras y senderos descubriréis sus distintos espacios, dedicados a los cinco sentidos.

El parque os gustará ya desde el momento en que lleguéis a su amplio espacio central, con pavimento de madera, hórreo, columpios y el lago en el que emerge el tornillo de Arquímedes, con el que se puede jugar y aprender sobre el movimiento del agua. Después, comenzaréis a subir para descubrir sus secretos en un recorrido casi mágico por sendas de cuento. La granja de Briz atesora una gran riqueza botánica y en otoño es un espectáculo con la caída de las hojas y los colores cobrizos propios de la época.

Parque de los Sentidos (Marín)
Parque de los Sentidos (Marín)

Xilófonos, discos con efectos visuales, esculturas de madera, un árbol con una gran cara… el parque es un lugar mágico con sendas de cuento

Por sus rincones encontraréis las distintas áreas donde las y los más pequeños pueden practicar experimentando con sus propias manos: xilófonos que dan una musicalidad especial a la atmósfera, discos en espiral con juegos visuales, originales esculturas de madera, superficies con distintas texturas… y hasta el tronco de un árbol de tres metros de alto con una sonriente gran cara esculpida que le da vida.

Varios toboganes salvan distintos niveles del terreno y desde la cima de la ladera baja el más grande, conectado a una atractiva zona de juegos coronada por un molino de viento.

El parque de Marín se complementa con un singular auditorio exterior en el que predomina el césped. Un lugar encantador que recordaréis y recomendaréis.

Castrelos (Vigo). Estamos en el gran parque urbano de Vigo, uno de los más emblemáticos de As Rías Baixas. Castrelos, donde se celebran los conocidos conciertos de las fiestas de verano de la ciudad, en un anfiteatro elogiado por artistas internacionales, luce un parque infantil ampliado y renovado hace dos años, con tirolina y modernos juegos para diferentes edades. Un extenso espacio que en verano, con el buen tiempo y las vacaciones escolares, siempre está animado.

El recinto infantil es el templo de las niñas y niños, pero Castrelos ofrece mucho más. Es un parque urbano atravesado por el río Lagares, con bellos senderos para pasear, un lago con patos y cisnes, recorridos marcados para deportistas –es uno de los lugares preferidos de los runners en Vigo– y magníficos árboles, algunos de ellos catalogados como singulares (un camelio, un tulipero de Virginia, un haya y un conjunto de eucaliptos).

Castrelos (Vigo)
Castrelos (Vigo)

El área infantil del mayor parque urbano de Vigo fue ampliada y renovada hace dos años con juegos para todas las edades

La joya de la corona es el pazo-museo de Quiñones de León, con colecciones pictóricas, arqueológicas y decorativas, un versallesco jardín francés del siglo XIX y una "pradera del té" inglesa. Los jardines son el lugar que eligen muchas parejas para su sesión fotográfica tras contraer matrimonio.

Aldea Grobit (O Grove). Esta aldea situada en medio de Illa da Toxa destaca, sobre todo, por su originalidad, color e imaginación. Es un recinto de tamaño medio en el que las niñas y niños quedarán encantados con las viviendas para grobits –personajes fantásticos, parientes lejanos de los hobbits–, excavadas en la tierra e inspiradas en la trilogía El señor de los anillos, de J. R. R. Tolkien, tal y como se mostraban en la famosísima versión cinematográfica. En realidad sólo existen las fachadas, pero su reproducción está muy lograda.

La aldea es un espacio circular que cuenta con originales juegos fabricados en madera de acacia. Una mesa a escala para uso de los grobits (que según la leyenda viven bajo tierra pero suben de vez en cuando), junto con árboles de colores, dan aún más vida a la aldea.

Aldea Grobit (O Grove)
Aldea Grobit (O Grove)

Las pequeñas casas en madera excavadas en la tierra evocan las viviendas de los hobbits en este colorista e imaginativo parque

La isla tiene, además, otros atractivos, como el hogar protegido de los burros fariñeiros, que pueden verse nada más cruzar el puente, y las rutas de senderismo por toda la zona. Sobra decir que esta isla es un punto turístico y termal conocido a nivel nacional, por lo que la visita resulta obligada. La Aldea Grobit es el argumento perfecto para ir a conocerla.

Disfrutar con...
Familia
Cuándo ir...
Otoño
Dónde...
Costa Norte    Costa Sur   
Recursos de la experiencia
Recursos de la experiencia
Recursos cercanos
Recursos cercanos