Descubre Pontevedra desde las alturas
Buscador

El valle y los meandros del río Miño a su paso por la parroquia de Filgueira son los grandes protagonistas de este mirador de O Cruceiriño, desde el que divisamos los ayuntamientos de Cortegada y Padrenda. Debido al estancamiento del embalse de Frieira, el agua presenta un caudal anormal, rodeado por montes rocosos y una vegetación predominantemente formada por eucaliptos.

Si realizamos la visita a comienzos del mes de agosto, podremos además aprovechar para visitar la parroquia de Filgueira y conocer su fiesta en honor de San Pedro y la Virgen del Rosario. Si se cuenta con tiempo suficiente, otra buena idea será acercarse a la iglesia de San Pedro de Crecente, una antigua colegiata construida sobre las ruinas de un monasterio templario desaparecido en el s. XIV.

O Cruceiriño
O Cruceiriño

Los amantes de la gastronomía pueden también visitar el mercado de Crecente para adquirir los productos típicos de la zona, o degustar alguno de sus mejores caldos en bodegas como la de Morgadío o Vilarvín, cuyos viñedos crecen en un terreno en pendiente formado por balcones sobre la cuenca del Miño, lo que aporta al vino obtenido un sabor único.