Cabecera experiencia

Devoción y lluvia de color en la villa marinera de Bouzas

Buscador
Disfrutar con...
Icono Pareja Pareja Icono Grupo Grupo Icono Solo Solo Icono Familia Familia
Cuándo ir...
Icono Verano Verano
Dónde...
Icono Costa Sur Costa Sur

Presenciar los famosos fuegos de Bouzas es uno de los grandes clásicos de las fiestas de verano en Vigo. La noche del tercer domingo de julio decenas de miles de personas alzan la vista al cielo de la villa, corazón marinero por excelencia de la ciudad, para asistir a uno de los espectáculos pirotécnicos más importantes de Galicia. La lluvia de colores constituye uno de los momentos cumbre de la Fiesta del Santísimo Cristo de los Afligidos, declarada de Interés Turístico de Galicia en 2004.

Durante cinco días Bouzas se sumerge de lleno en sus fiestas con un variado programa que incluye procesiones religiosas, el impresionante espectáculo pirotécnico, actuaciones musicales, homenaje a las personas mayores, desfile de cabezudos, actividades y concursos para todas las edades, y competiciones de faluchos, las tradicionales embarcaciones que en el pasado asistían a los barcos fondeados en la villa.

La procesión, con la imagen portada por miembros de la Confraría do Santísimo Cristo dos Aflixidos de Bouzas, sale el domingo al caer el sol de la iglesia de San Miguel, una de las más bellas de la ciudad por su arquitectura, ubicación al lado del mar y crucero, que se cree que marca el origen de la villa. Los primeros testimonios de la celebración, entonces organizada por el gremio de mar a través de las cofradías, datan de 1861. Miles de personas acuden a la marcha de la imagen religiosa, a la que sucede la gran tirada de fuegos.

El espectáculo pirotécnico, con la imagen del Cristo presente en el patio de la iglesia, combina, durante media hora, diferentes estilos musicales y poesía mientras el cielo se tiñe de colores. La tirada de fuegos, denominada Festival Poético Piro-Musical Cidade de Vigo-Vila de Bouzas, se puede ver desde cualquier punto de la ría y también a bordo de embarcaciones.

Los estudiosos sitúan el origen de la fiesta y los fuegos de Bouzas hace 400 años, en una tragedia marítima en la que naufragó un barco cerca de la villa. Las vecinas y vecinos sacaron la imagen del Santo Cristo en procesión y la llevaron por las estrechas calles con las luminarias de la época para dar señales a los desamparados marineros y guiarlos a tierra.

El espectáculo pirotécnico, visible desde cualquier punto de la ría, incluye poesía y música de diferentes estilos

La procesión y la tirada constituyen el punto álgido de cinco días de fiesta, que comienza el viernes previo con la lectura del pregón. La sede de Zona Franca acoge esa misma jornada la ceremonia del nombramiento de las donas y cabaleiros de Bouzas, que premia a quienes han destacado en la defensa del patrimonio y de las tradiciones de la villa.

Campeonato Mundial de Faluchos

Uno de los actos más entrañables de las fiestas es el homenaje a las personas mayores, que tiene lugar desde hace 50 años. Entre las atracciones, además de los pasacalles que inundan de música la villa, sobresale el Campeonato Mundial de Faluchos. En la década de los 50 del siglo pasado ya se realizaban competiciones de estas embarcaciones, pero la tradición se perdió y no fue recuperada hasta 1991. El homenaje a las personas mayores y el torneo, al igual que otras actividades, se desarrollan el sábado.

El domingo es el día grande con la misa solemne, la procesión, la tirada y un sinfín de actividades; pero la fiesta sigue. El lunes se celebran las procesiones de la Virgen del Carmen y San Telmo, ambos patronos del mar. Decenas de embarcaciones acompañan a la Virgen en procesión marítima; la imagen de San Telmo la espera a su regreso a la playa para continuar las y los devotos la marcha por tierra.

Los actos se cierran un día después con la procesión de la Pesca Milagrosa, en la que se porta una imagen de San Pedro Pescador que data de 1942.

Disfrutar con...
Pareja Grupo Solo Familia
Cuándo ir...
Verano
Dónde...
Costa Sur