Una romería centenaria inunda Santa Trega

Buscador
Disfrutar con...
Pareja Grupo Solo Familia
Cuándo ir...
Verano
Dónde...
Costa Sur   
Por su estado de conservación. Por su extensión. Por su ubicación. Muchos son los motivos por los que al descubrir Santa Trega, uno la recuerda por siempre. El entorno de este espacio arqueológico, de los más importantes de As Rías Baixas y de toda Galicia, es escenario, en el mes de agosto, de uno de los ciclos festivos más sonados de la comarca: la Fiesta del Monte

Del 7 al 15 de agosto tenemos una cita en A Guarda. En este enclave meridional de As Rías Baixas se celebra la Fiesta del Monte, declarada de Interés Turístico de Galicia y que cuenta con tres grandes alicientes: el desfile folclórico, la romería en el monte de Santa Trega y la tirada de fuegos que marca el fin del evento.

El origen de este festejo hay que buscarlo en la Sociedad Pro-Monte Santa Tecla, fundada en 1912 por un grupo de emigrantes en América. Este colectivo se afanó en el desarrollo social, económico y cultural de A Guarda. Para ello potenció los lazos entre ambas márgenes del Atlántico y favoreció, a través de donaciones, la restauración de lugares sagrados, la mejora del entorno o de los accesos al promontorio de Santa Trega.

A más de 300 metros de altitud, este monte es el espacio más destacado de este municipio de Pontevedra. El enclave, desde el que se puede contemplar el Miño desembocando en el Atlántico, alberga el reconocido castro de Santa Trega, excavado hace en torno a un siglo. Precisamente, este año se cumple el primer centenario del Museo Arqueológico de Santa Trega (MASAT), efeméride para la que la Diputación de Pontevedra ha organizado una exposición conmemorativa.

Así nació esta tradición

Un año después de su fundación, la Sociedad Pro-Monte Santa Tecla quiso festejar su primer aniversario. Ideó para ello una fiesta conmemorativa, nacida como un evento familiar para los socios de la entidad en 1913 y convertida en la multitudinaria celebración que conocemos hoy. Tras 67 años, esta sociedad se disolvió pero su filosofía sigue presente, de modo que en la actualidad son el Ayuntamiento de A Guarda y la comisión de fiestas quienes cada año organizan estos festejos.

Siempre a mediados del mes de agosto, la Fiesta del Monte atrae a visitantes de distinta procedencia, tanto de As Rías Baixas como del vecino Portugal. La música y el ambiente festivo no decaen en ningún momento durante toda la semana. Así, el sábado tiene lugar un gran desfile folclórico tradicional. En él, las personas participantes parten de la alameda para, tras recorrer las calles del municipio, llegar al puerto. En este punto, las distintas bandas marineras se sitúan en la explanada para participar en la conocida como gran treboada, un retumbo al unísono de tambores y bombos. Se trata de una tradición muy presente en O Baixo Miño, donde era frecuente que en cada parroquia existiese una agrupación encargada de hacer sonar bombos, tambores y gaitas.

En A Guarda se dan cita colectivos llegados de la comarca pero también de otras localidades; en total, una veintena de bandas marineras, una treintena de grupos folclóricos y centenares de personas ataviadas con trajes tradicionales acuden para participar en una romería que ya es centenaria. Cabezudos, grupos folclóricos y bandas marineras se distribuyen por este orden, formando una comitiva en la que la conocida como Banda Negra ocupa el papel más destacado por haber sido la pionera, en 1971. El sonido de los tambores inunda la villa mientras el color de los trajes lo ocupa todo. Cada uno de estos colectivos, identificados por su vestimenta, se establece en su lugar en el monte de Santa Trega.

Junto a éste, hay otro momento de especial significación en A Guarda. Tiene lugar el domingo, cuando romeros, bandas y familias inician la subida al monte en una caminata de unos cuatro kilómetros. En la cima espera la fiesta mientras el ascenso se acompaña de música. Una gran tirada de fuegos anuncia el momento de la comida, en el que tiene lugar un encuentro campestre entre miles de participantes. Por la tarde se celebra la tradicional jura, instante en el que las bandas se comprometen a asistir de nuevo el próximo año, y se inicia el descenso, pero dejando tiempo para la merienda en el parque de O Cancelón-O Montiño.

La citania, icono de A Guarda

En un día cualquiera, Santa Trega recibe a decenas de visitantes. Este espacio arqueológico de As Rías Baixas, uno de los más importantes de Galicia, fue dado a conocer a principios del siglo XX, cuando la citada Sociedad Pro-Monte impulsó la construcción de la carretera de acceso. Las excavaciones comenzaron en 1914, desarrollándose desde entonces una intensa labor de divulgación de la riqueza turística del entorno. Declarado Monumento Histórico Artístico, está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Desde 2015 la Diputación ejecuta, en el marco del programa de puesta en valor de yacimientos galaico-romanos de la provincia, diversas actuaciones en el monte de Santa Trega. Las intervenciones se centran en el denominado "barrio de Mergelina", espacio que ya fue estudiado a principios del siglo XX, y comprenden una excavación arqueológica de toda la zona, con la recuperación de materiales y estructuras de enorme interés.

Una de las principales aportaciones del equipo de la Diputación fue la de ampliar la cronología establecida para el yacimiento, tradicionalmente ubicada entre el siglo I a. C. y I d. C., pero que, con los nuevos datos, debe retroceder hasta el siglo IV a. C. Está previsto continuar con las actuaciones en el futuro, dado que en 2018 se realizará el acondicionamiento de la zona excavada, con el objetivo de garantizar su conservación y ofrecer a las personas visitantes la posibilidad de contemplar una gran superficie con nuevas estructuras.

Disfrutar con...
Pareja Grupo Solo Familia
Cuándo ir...
Verano
Dónde...
Costa Sur   
Recursos de la experiencia
Recursos de la experiencia
Recursos cercanos
Recursos cercanos