Cabecera experiencia

Pasea por el conjunto histórico-artístico de Pontevedra

Buscador
Disfrutar con...
Icono Pareja Pareja Icono Grupo Grupo Icono Solo Solo Icono Familia Familia
Cuándo ir...
Icono Otoño Otoño Icono Invierno Invierno Icono Primavera Primavera Icono Verano Verano
Dónde...
Icono Costa Norte Costa Norte Icono Costa Sur Costa Sur
La zona antigua de Pontevedra es uno de sus valores añadidos como ciudad premiada y reconocida, tanto por su renovación urbanística y comodidad para las ciudadanas, ciudadanos y visitantes como por su rehabilitación e integración en el día a día.

La pujanza económica de su puerto, vigente hasta el siglo XVII, favoreció una memoria marítima alejada de la realidad comercial y económica de hoy en día pero presente en su Gremio de Mareantes y en las historias de sus famosos marinos. Su casco antiguo, accesible en dimensiones pero intrincado en la disposición de calles y plazas, resulta una perfecta mezcla de la arquitectura hidalga y regional.

El mejor punto de partida es siempre la Alameda, una de las zonas verdes de la ciudad y cercana a las ruinas del convento de Santo Domingo. Éstas forman parte del Museo Provincial, con algunas piezas arqueológicas en su esqueleto externo, recientemente restaurado.

Al fondo de la plaza de Santa María se aprecia la fachada sur de la basílica de Santa María la Mayor, principal iglesia de Pontevedra. Construida en el siglo XIV, es obligatorio alzar la vista ante su portada plateresca, encargo del Gremio de Mareantes en el siglo XV, que presenta algunas representaciones asociadas con el mar y con la historia de nuestro país en su ornamentación, como las vieiras y los bustos de Cristóbal Colón y Hernán Cortés acompañando al rosetón.

A los gremios o a las actividades que se desarrollaban en ellas deben sus nombres las plazas de Pontevedra, amplias o escondidas entre viviendas y pazos. Los soportales de la ciudad antiguamente permitían atravesar casi la totalidad de los intramuros sin mojarse en caso de que lloviera. Entre esas calles protegidas por la piedra granítica se encuentra el Museo de Pontevedra, unión de tres edificios históricos.

Parada de la peregrinación a Compostela, los edificios religiosos que se encuentran continuando las flechas amarillas llevarán los pasos del peregrinaje a la iglesia de la Peregrina, joya del barroco del año 1778, la iglesia de San Bartolomé y la de San Francisco, así como el convento de Santa Clara.

También la arquitectura civil forma parte de la historia de la ciudad, como en el caso del imponente edificio de la antigua delegación del Ministerio de Hacienda, ejemplo de gótico tardío y monumento histórico-artístico desde 1896. Debido a su pasado como propiedad de la iglesia de San Francisco, desde su construcción en el siglo XIV, sufrió los efectos de la desamortización y pasó por varias etapas y usos. 

Disfrutar con...
Pareja Grupo Solo Familia
Cuándo ir...
Otoño Invierno Primavera Verano
Dónde...
Costa Norte    Costa Sur   
Recursos de la experiencia
Recursos de la experiencia
Recursos cercanos
Recursos cercanos