Festivales Rías Baixas 2017
Buscador

Razones para festejar en O Marisquiño

Una ciudad moderna y dinámica con un tesoro natural: las islas Cíes

O Marisquiño es la oportunidad perfecta para vibrar con la energía de la mayor ciudad de Galicia. Callejear por la zona vieja, admirar la sublime panorámica de la ría de Vigo desde la fortaleza de O Castro, disfrutar de la arquitectura del ensanche, del ambiente de O Príncipe o de un paseo por Samil son algunos de los muchos atractivos que ofrece la ciudad. Aquí os proponemos varios planes y os sugerimos conocer el entorno, cruzando la Ría hasta O Morrazo y visitando las Cíes, denominadas por los romanos islas de los dioses y en las que os podréis bañar en la mejor playa del mundo según el diario británico The Guardian.

  • imagen-lista
    La zona vieja La ribera de O Berbés representa la esencia marinera de Vigo, –hoy con uno de los puertos más importantes de Europa–, y la zona vieja continúa desde allí, a pie de mar, hasta el castillo de San Sebastián. El barrio está en auge con la rehabilitación de decenas de edificios y la apertura de locales de comercio y hostelería de calidad, y en sus calles se vive un animado ambiente, sobre todo en verano. Es imprescindible hacer una parada en la calle de A Peixería, donde se sirven las famosas ostras de Arcade recién preparadas, y en la de Os Cesteiros, donde se encuentran las cestas, sombreros y otros productos elaborados a mano en las puertas de las tiendas.
    La plaza de la Constitución es el lugar perfecto para disfrutar de las terrazas y en A Porta do Sol, que divide el barrio histórico alto y el bajo y está considerado el kilómetro cero de la ciudad, se encuentra el Sireno, una escultura mitad hombre mitad pez que no deja a nadie indiferente.
  • imagen-lista
    El ensanche El área del ensanche es la zona noble de Vigo, surgida con la expansión de la ciudad a finales del siglo XIX, con grandes edificios de distintos estilos arquitectónicos y la arteria comercial por excelencia, O Príncipe, una de las calles de tiendas más conocidas de toda España. En un paseo desde A Porta do Sol, por Policarpo Sanz podéis admirar el edificio Simeón (modernista, de Manuel Gómez Román, correspondiente a la etapa de 1913 a 1926), el Moderno (ecléctico, de Pacewicz, construido en 1897), la antigua sede del Banco de España, (de 1938, de Romualdo de Madariaga), el teatro García Barbón (ecléctico academicista, correspondiente a la etapa de 1913-1926, de Antonio Palacios), o la casa para Manuel Bárcena (ecléctico, de Jenaro de la Fuente, construido en 1978), entre muchos otros. Marqués de Valladares, la plaza de Compostela, Reconquista y Montero Ríos, esta última con un paseo al lado del puerto deportivo, son calles y espacios de recorrido obligado para sumergirse en el Vigo burgués.
  • imagen-lista
    O Castro Subir al monte de O Castro pone a prueba las piernas pero todo esfuerzo obtiene su recompensa. Desde aquí se puede contemplar una bella panorámica de la ría de Vigo con O Morrazo en la otra orilla y las islas Cíes al fondo. En O Castro se asentaron los primeros pobladores de Vigo y se puede conocer la época prerromana de esta ciudad con una visita al yacimiento situado en la parte más baja del monte.
    La fortaleza de O Castro, construida a partir de 1665 durante la guerra con Portugal, formaba parte del sistema defensivo de Vigo junto con el castillo de San Sebastián (donde se sitúa la torre consistorial) y las murallas que rodeaban la zona vieja, hoy desaparecidas tras ser derribadas progresivamente durante el siglo XIX.
  • imagen-lista
    Samil Hablamos de la playa por excelencia de Vigo y una de las más importantes de Galicia. Miles de personas abarrotan en verano Samil, un arenal de 1,1 kilómetros de longitud que cuenta con pistas deportivas, piscinas, servicios de hostelería y un paseo desde el que se puede disfrutar de uno de los mejores atardeceres de As Rías Baixas, con el sol poniéndose detrás de las islas Cíes.
  • imagen-lista
    Las islas Cíes El archipiélago de las Cíes es la joya del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia y un destino imprescindible al que se puede llegar desde Vigo, Cangas o Baiona. Las visitas a este tesoro natural están limitadas a 2.200 personas diarias, por lo que conviene reservar por Internet con tiempo el billete en alguna de las navieras que realizan el servicio u organizan excursiones. La playa de Rodas, que une las islas de Monteagudo y Faro, fue calificada por el diario británico The Guardian en 2007 como la mejor del mundo. Cíes es citado con frecuencia en los medios especializados en turismo entre los destinos europeos que es obligatorio visitar.
  • imagen-lista
    O Morrazo Cruzar en barco la ría de Vigo es otra experiencia recomendable, y el muelle para cogerlo está situado, además, en el recinto de O Marisquiño. Dos navieras realizan el servicio regular a O Morrazo. Cangas cuenta con una bella zona histórica, amplia oferta hostelera y 40 playas, siete de ellas con bandera azul, situadas en magníficas zonas de litoral. Uno de los puntos de referencia es Cabo Home, adonde se llega tras un recorrido por la bella Costa da Vela. Las Cíes se encuentran muy cerca de allí.
    Moaña cuenta con un estupendo paseo que cruza toda la zona urbana desde la playa de O Con, con bandera azul, hasta el arenal de A Xunqueira, visitado por miles de bañistas.