Patrimonio Cultural
Buscador

El silencio y la espiritualidad invaden algunos lugares de la provincia de Pontevedra. Unos, inmersos en paisajes naturales; otros en entornos urbanos; todos ellos alejados del mundanal ruido tras sus muros . Así son los conventos y la vida contemplativa de fe que eligieron varias comunidades de monjas y monjes que los habitaron en otras épocas y, en algunos casos, hasta la actualidad.

Ruinas de Santo Domingo (Pontevedra)

Los dominicos llegaron a Pontevedra a finales del siglo XIII y fundaron un convento en las proximidades de la muralla de la ciudad, de la que se conservan sus restos. Más tarde se trasladaron al edificio del que hoy perviven las llamadas Ruinas de Santo Domingo. El antiguo convento, construido entre los siglos XIV y XV, es uno de los monumentos de mayor relevancia en el patrimonio histórico y artístico de Pontevedra.

Se conservan únicamente la cabecera, de cinco ábsides, excepcional en el gótico gallego, y parte del muro sur de la iglesia, así como la entrada al capítulo del convento de Santo Domingo, fundado en torno al año 1282. Las ruinas, que forman parte del conjunto del Museo de Pontevedra, albergan una amplia colección de escudos, lapidas gremiales y estatuas diversas.

Ruinas de Santo Domingo
Ruinas de Santo Domingo

Vista Alegre (Vilagarcía de Arousa)

Este convento de Vilagarcía de Arousa se encuentra en pleno centro de su casco urbano, al lado del magnífico pazo Vista Alegre y unido a éste por medio de un gran arco que los comunica. Este conjunto arquitectónico está catalogado como Monumento Histórico Artístico. La abadía, del siglo XVII, fue habitada por la Orden de las Hermanas Agustinas Recolectas.

El convento de Vista Alegre se edificó una centuria más tarde que el pazo por orden de Fernando de Andrade Sotomayor y Caamaño. En ese mismo enclave existió anteriormente unacapilla en honor a San Cristóbal. Una de lasmodificaciones más importantes que sufrió se produjo en el siglo XVII, cuando se trasladó al convento una de las torres del pazo.

Vista Alegre
Vista Alegre

Santa Clara (Pontevedra)

Santa Clara

Este convento se encontraba en los arrabales de laantigua muralla de Pontevedra. Santa Clara se fundó en el siglo XIII y en él se instaló una comunidad de monjas clarisas. En el interior podemos encontrar un hermoso claustro con jardín en forma de cruz, un cruceiro y una fuente que recuerda a la de la plaza de la Herrería.

Su iglesia es de estilo ojival, de finales del siglo XIV, y cuenta con un ábside poligonal de mayor altura que la nave, de bóveda única. Los retablos son de estilo barroco y alberga elementos de otro convento templario que ocupó el mismo lugar. Uno de los retablos más llamativos data del siglo XVIII y es de estilo churrigueresco.

San Benito (A Guarda)

San Benito

Este convento benedictino situado en la villa en la que se ubica el magnífico yacimiento arqueológico de Santa Trega, uno de los tesoros de As Rías Baixas, fue fundado en el año 1558 por los hermanos Ozores de Sotomayor. El motivo de su creación era reunir a los miembros de la familia con vocación religiosa para que pudieran vivir en comunidad. Allí se aceptarían también a otras mujeres de fe que quisieran participar en este retiro espiritual.

El obispo de la Diócesis de Tui, don Diego de Torquemada, acepta este hecho y comienza las obras del convento y de la iglesia, que finalizarían en el año 1561. Actualmente reconvertido en hotel, alberga un claustro, una capilla original y una biblioteca con libros del siglo XVI, así como una importante colección con piezas de escultura y cerámica.

Convento de San Francisco (Pontevedra)

La fundación de este convento franciscano se atribuye a San Francisco de Asís durante su peregrinación a Santiago en el año 1214 por el Camino Portugués, hecho que sin embargo no está documentado. La iglesia de esta obra maestra del gótico pontevedrés, con planta de cruz latina con nave única, cubierta de madera y con una cabecera de tres ábsides poligonales, fue construida en los siglos XIV y XV. Su fachada cuenta con un gran rosetón de la época moderna, y a pesar de las modificaciones que sufrió todavía conserva algunos elementos originales.

En el interior de este Monumento Histórico Artístico, a la izquierda del altar mayor, podemos encontrar la sepultura del histórico trovador y almirante del mar Paio Gómez Chariño, así como la de dos matrimonios nobles que se cree que datan del siglo XIII o principios del XIV. Destacan también la talla de la imagen del Nazareno del siglo XIX y diferentes pinturas murales de los siglos XVI y XVII.

Convento de San Francisco
Convento de San Francisco

San Diego de Canedo (Ponteareas)

Sobre el antiguo pazo del siglo XV de los Sarmiento, familia noble a la que pertenecieron también otras históricas edificaciones en la provincia de Pontevedra, como la fortaleza de Salvaterra de Miño o el castillo de Sobroso, se construyó este convento. Los franciscanos empezaron en el siglo XVIII la reforma del conjunto arquitectónico. Primero se acabó la iglesia y posteriormente se remodeló el pazo para convertirlo en convento.

El complejo cuenta con una iglesia conventual de 1777, con planta de cruz latina y tres naves y un sencillo claustro de reducidas dimensiones, construido en el siglo XVIII. Por otro lado, destaca la mampostería de sus muros y la de la portada de la iglesia de San Diego de Canedo, elementos en los que se aprovechó la piedra del edificio original.
En el edificio que ocupa el convento de Canedo en la actualidad, nació una de las meninas del universal cuadro de Velázquez, Agustina Sarmiento.

San Benito de Pereira (Cuntis)

San Benito de Pereira

El convento de San Benito de Pereira, habitado por monjas benedictinas de clausura, se encuentra en un bonito entorno natural muy próximo al centro del municipio. Un amplio portón, coronado por una cruz de piedra y un par de pináculos, nos da la bienvenida a este edificio con fachada de estilo neoclásico del siglo XIX presidida por la imagen de San Benito.

En el atrio, desde donde se pueden ver la iglesia y la casa del sacristán, encontramos un hermoso cruceiro con la imagen de la Virgen con una daga en el corazón. Su base está decorada con un peto de ánimas de estilo barroco.

En el interior de la iglesia, el altar mayor, que busca semejanzas con la columnata de Bernini de la basílica Vaticana de San Pedro, conserva varias representaciones religiosas de un valor incalculable, como la imagen de San Benito y su hermana Santa Escolástica, o el popular Demo de Pereira, una escultura que escenifica la muerte de Satanás, ejecutada por San Miguel.

Dominicas de Baiona

Este convento de clausura de la orden religiosa de las dominicas, habitado en la actualidad, es uno de los edificios más emblemáticos del conjunto histórico del municipio de Baiona. Su fundación, por doña Mayor Fernández Acuña, se remonta al año 1547 y se levantó sobre uno antiguo del siglo XIII que se encontraba en ese mismo sitio.

Este conjunto arquitectónico granítico consta de capilla, convento, huerta y granja. El retablo del altar mayor de la capilla, de estilo barroco, está dedicado a la patrona de Baiona, la Virgen de la Anunciación.