Patrimonio Arquelógico
Search

Petroglifos

Los petroglifos de As Rías Baixas, pisadas en piedra a través del tiempo, permanecen como un rastro indeleble que nos vincula con la historia de nuestros antepasados. Si Galicia alberga una de las colecciones de arte rupestre al aire libre más relevante de la península ibérica, podemos considerar a la provincia de Pontevedra como la arcadia de estos grabados en piedra debido a la gran concentración que presenta.

El conjunto del Parque Arqueológico de Arte Rupestre de Campo Lameiro es considerado uno de los tesoros de la provincia. Está formado por nueve escalas con murales en roca natural en los que nuestros antepasados representaron escenas de caza, misteriosos laberintos, armas y otras imágenes. Un pequeño panel en cada una de estas estaciones nos sirve de guía para diferenciar las líneas grabadas por la mano del ser humano de las de la propia naturaleza.

Entre sus nueve estaciones, una de ellas una fantástica recreación de un poblado, podemos distinguir los paneles de A Laxe da Forneiriña, de Os Carballos, de Os Cabalos , O Outeiro dos Cogoludos, –dividido en dos–,de As Ventaniñas, de A Pena Furada y de la Fonte da Pena Furada. Estas representaciones incluyen motivos animales, como cérvidos o caballos, combinaciones circulares y composiciones de enigmáticos laberintos.

Desde este lugar podemos admirar unas vistas espectaculares de la cadena montañosa del sur de la provincia hasta la sierra de O Galiñeiro, además de visitar la exposición del edificio, con múltiples recursos multimedia que nos permiten conocer a fondo la historia de estos grabados en piedra.

Área arqueolóxica de TourónÁrea arqueológica de Tourón
Petroglifo de Montecelo de San SalvadorPetroglifo de Montecelo de San Salvador

Sin movernos de Campo Lameiro, la capital gallega del arte rupestre, podemos descubrir otros petroglifos, como el Campo de Matabois, en el que destaca una roca con cazoletas, círculos y puñales; o el Outeiro de Chan da Lagoa, que representa una escena de caza a caballo en la que participan dos jinetes, uno de ellos con un arco apuntando a un cérvido.

Outeiro de Chan da LagoaOuteiro de Chan da Lagoa

En pleno litoral de As Rías Baixas, concretamente en Marín, se encuentran los petroglifos de Mogor, conocidos en toda Galicia debido a sus laberintos, muy poco comunes en esta parte de la península ibérica. Entre el conjunto de grabados podemos encontrar desde cazoletas y espirales hasta algún motivo de cérvidos. El más popular es la Pedra do Laberinto de Mogor, gracias a sus grandes dimensiones, a su complejidad y a su magnífico estado de conservación. Además de visitar el Centro de Interpretación de los Petroglifos de Mogor, desde este maravilloso enclave gozaremos de una magnifica vista de la ría de Pontevedra.

Otro de los conjuntos rupestres de gran importancia en la provincia es el del Área Arqueológica de Tourón. Situada en el corazón del municipio de Ponte Caldelas, alberga uno de los complejos de arte rupestre al aire libre más singulares del territorio gallego. Este recinto, de 15 hectáreas de extensión, cuenta con cinco estaciones donde podemos visitar un número importante de grabados en piedra, además del Centro Arqueológico, para conocer en profundidad la riqueza arqueológica que atesora este complejo de arte rupestre.

En este yacimiento arqueológico podemos distinguir paneles que incluyen cazoletas, combinaciones circulares y representaciones zoomorfas. Teniendo en cuenta su composición, el de Outeiro da Forcadela, con sus círculos, es uno de los grabados más sencillos, mientras que otros como el de Laxe das Cruces, de formas geométricas y naturalistas, o el Naval de Mariño, que escenifica una imagen de caza, presentan una mayor complejidad.

Área arqueolóxica de TourónÁrea arqueológica de Tourón
Campo LameiroParque Arqueológico da Arte Rupestre de Campo Lameiro

Además de estas tres paradas obligatorias, la provincia alberga de norte a sur un gran número de manifestaciones de arte rupestre. La tierra de la anguila y la caña do país,Valga, nos descubre el petroglifo de la Pedra da Serpe, con grandes círculos concéntricos y un par de líneas serpenteantes, de las que toma su nombre. Muy cerca de este lugar, el río Valga desciende por el valle formando dos grandes saltos de agua.

Petroglifos de CequerilPetroglifos de Cequeril

La próxima parada de este itinerario por los petroglifos de la provincia nos lleva hasta Cuntis, donde, además de visitar el conjunto de arte rupestre de Cequeril, podemos descubrir un antiguo poblado de la Edad del Hierro, Castrolandín. Los petroglifos se agrupan en tres conjuntos: el Outeiro dos Campiños, que presenta una iconografía poco común, y los dos de a Laxe dos Homes, con escenas de figuras antropomórficas, diseños cuadrangulares y cruces.

Ya en la comarca de O Salnés, los petroglifos de Os Ballotes son probablemente los más conocidos de la zona, localizados además en un lugar con hermosas vistas a la ría de Arousa. Este conjunto pétreo combina elementos geométricos y figuras de animales, entre las que se incluyen cérvidos y lo que, según personas expertas en la materia, podría ser un jinete a caballo. No muy lejos de allí, en Catoira, podemos visitar las torres de Oeste, catalogadas como Monumento Artístico Nacional.

Área Arqueolóxica de A CaeiraÁrea Arqueológica de A Caeira

En el municipio de Meis, en la comarca de O Salnés, el Outeiro de Cribo incluye representaciones de laberintos y figuras de cérvidos. Este conjunto está próximo al popular monasterio de Santa María da Armenteira, inmerso en la naturaleza del monte Castrove y que alberga un precioso claustro.

Al este de la provincia de Pontevedra, en Cerdedo-Cotobade , la estación de Cerro do Lombo da Costa sobresale por su gran dimensión. Destacan la Laxe das Rodas, con combinaciones de círculos y representaciones de cérvidos; y la Laxe do Cuco, con figuras de ciervos, composiciones circulares y cazoletas. En esta misma zona, el conjunto de grabados rupestre de Fentáns presenta formas circulares, motivos zoomorfos y representaciones humanas.

Contiguo a la ciudad de Pontevedra, en la localidad de Poio, se encuentra el conjunto de arte rupestre del Área Arqueolóxica da Caeira. En este espacio al aire libre destacan las escenas de cérvidos y otros motivos zoomórficos en dos grandes paneles.

El primero, el de la Laxe das Lebres, se trata de un gran panel con representaciones de ciervos de la Edad del Bronce en actitudes propias de la época de celo, que constituyen su motivo central. El segundo, el petroglifo de Montecelo de San Salvador, alberga un conjunto de combinaciones circulares. La situación privilegiada de este lugar nos brinda la oportunidad de disfrutar de una fantástica panorámica de la capital de Pontevedra y del río Lérez en su unión con la ría.

Sumergidos en plena sierra de A Groba, en Baiona, el Outeiro dos Lameiros constituye un conjunto de grabados en piedra que incluyen principalmente motivos naturalistas, entre los que destacan los caballos que discurrían por esta montaña de Val Miñor. En esta visita a Baiona podemos disfrutar de un agradable paseo por las maravillosas calles empedradas de su centro histórico, declarado Conjunto de Interés Histórico-Artístico.

Yacimientos A CabeciñaYacimientos A Cabeciña
Parque Arqueológico de Arte Rupestre de Campo LameiroParque Arqueológico da Arte Rupestre de Campo Lameiro

Finalmente en la comarca de O Baixo Miño encontramos el yacimiento arqueológico de A Cabeciña, en Oia, también en las inmediaciones de la sierra de A Groba. Alberga, además de los petroglifos de A Cabeciña, un castro, elevado 148 metros sobre el nivel del mar. Este fantástico conjunto de petroglifos presenta diversos motivos grabados como laberintos y círculos concéntricos, además de otros como cazoletas.

En el municipio de Tomiño, el Ecoparque Arqueológico del Monte Tetón presenta un conjunto de grabados en piedra concentrados en dos estaciones, Portaxes y Real Seco, que incluyen principalmente cazoletas, formas cuadrangulares, figuras animales y humanas, además de importantes combinaciones de círculos concéntricos. Desde este espacio al aire libre podemos contemplar una magnifica panorámica de Val Miñor y de O Baixo Miño.