Cabecera experiencia

San Blas, el paraíso de los furanchos

Buscador
Disfrutar con...
Icono Pareja Pareja Icono Grupo Grupo Icono Solo Solo Icono Familia Familia
Cuándo ir...
Icono Invierno Invierno
Dónde...
Icono Costa Sur Costa Sur
San Blas, el paraíso de los furanchos

"A San Blas el tres de febrero no faltarás". Diversión asegurada. La primera fiesta popular de As Rías Baixas se celebra en Vigo entre gaitas, cocido y romería.

Pero hay más que la tradicional fiesta al santo: mientras llega el día oficial Bembrive inicia la temporada de furanchos o loureiros. Rincones enxebres y auténticos que abren desde mediados del mes de enero para que vayas preparándote para la gran fiesta.

Si tienes la oportunidad de pasarte, ¡no lo dudes! Los furanchos sólo abren una temporada al año. Nacieron como locales instalados en casas particulares para poder vender el excedente de vino de la casa del año acompañado de tapas caseras, ambiente familiar y música.

Miles de personas se hacen con el barrio de Mosteiro. Al compás de una muiñeira la gente baila, canta y se acerca a los furanchos para probar los manjares típicos de la matanza y comer siguiendo la regla de las tres B: bueno, bonito y barato. Al finalizar la copiosa comida, un digestivo: nuestro afamado licor café. ¿Por qué ibas a negarte?

La gente degusta los productos típicos de As Rías Baixas mientras baila y canta al son de la muiñeira

Durante los fines de semana previos es posible disfrutar de música en directo. La animación se instala en cada esquina, tanto con cánticos espontáneos como con actuaciones en los propios locales de agrupaciones de música tradicional de As Rías Baixas.

Como siempre, te aconsejamos que aproveches la jornada para pasear entre los puestos tradicionales, visitar la iglesia parroquial de Santiago de Bembrive (siglo XII) y el crucero de O Cacheno, del que se cuenta que lo mandó construir por un vecino que salvó su vida gracias a que despistó a una serpiente con una manzana. Por otro lado, en Bembrive existen más de 130 hórreos, la mayoría de más de cien años.

Al término de esta gran fiesta popular, los furanchos cierran y Bembrive vuelve a ser una apacible parroquia. San Blas es una oportunidad única para comprobar la amabilidad de sus gentes y disfrutar de ese algo especial que caracteriza al pueblo gallego. Vino, tapas y música para combatir el frío en As Rías Baixas. ¿Estás preparado?

Disfrutar con...
Icono Pareja Pareja Icono Grupo Grupo Icono Solo Solo Icono Familia Familia
Cuándo ir...
Icono Invierno Invierno
Dónde...
Icono Costa Sur Costa Sur