cabecera_camelia
Buscador

Pazo de Lourizán, donde las camelias son de récord

La más alta y las más longevas

En su pasado fue granja; en su presente, un importantísimo espacio botánico. El pazo de Lourizán, entre Pontevedra y Marín, vivió una época de gran actividad al ser adquirido en el siglo XIX por el político Montero Ríos. En manos de la Diputación de Pontevedra desde los años 40 del último siglo, en la actualidad acoge el Centro de Investigación Forestal de Lourizán. Enmarcado en la Ruta de la Camelia, que permite conocer As Rías Baixas y la provincia de Pontevedra de norte a sur, en su jardín son compañeras especies autóctonas y exóticas. Además de dar cobijo al ejemplar de camelia más alto de Europa, en este espacio conviven especímenes realmente longevos; se considera que los más antiguos pertenecen al Establecimiento Hortícola portugués de José Marques Loureiro, del siglo XIX.

Junto a las camelias, en el exterior de este pazo –con una extensión de 54 hectáreas– crecen variedades como el olmo holandés, las palmeras reinas, las magnolias, el cedro del Líbano o Metasequoia glyptostroboides. Distintas fuentes históricas, una escalera de piedra de corte imperial y grandes ventanales son otros puntos destacados de esta edificación, de estilo modernista.

En este entorno habitan más de 600 ejemplares de Camellia japonica de distintos cultivares: ‘Alba Plena', ‘Alba Simplex', ‘Angelina Vieira', ‘Antonio Bernardo Ferreira', ‘Bella Romana', ‘Cidade de Vigo', ‘Coralina', ‘Covina', ‘Dona Herzilia de Freitas Magallaes', ‘Incarnata', ‘Pedro V, Rei de Portugal´ y ‘Pompone'. Este espacio acoge el ejemplar de mayor altura conocido en el mundo (20,5 metros), que tiene una edad estimada de 130 años y se encuentra en el Jardín Botánico de Lourizán, en el Parque de las Rías, concretamente en una zona denominada Ría de las Rosas.