Ruta de los monasterios
Buscador

San Lourenzo de Carboeiro

En el nordeste de la provincia de Pontevedra se encuentra el municipio de Silleda, por el que discurre el río Deza. En el lugar de Carboeiro se halla el monasterio homónimo, en lenta reconstrucción, y, junto al río, la iglesia, pequeña para las de su estilo. El lugar es fragoso y el rumor de las aguas define el paisaje.

La belleza del lugar primó a la hora de elegirlo. A vista de pájaro se observa el monasterio, elevado y casi abrazado por un acusado meandro del río. Su fundación se remonta al segundo tercio del siglo X, en un lugar que era propiedad de un noble de la época.

La primera casa permitió albergar a la primitiva comunidad de cenobitas. La construcción comenzó en el siglo XI, momento muy propicio porque estaba también en obras la catedral románica de Santiago de Compostela, que influiría en Carboeiro, pero será en el siglo XII cuando el monasterio verá su patrimonio aumentado constantemente. La construcción de la iglesia actual, ejemplo de proporcionalidad, comenzó en las últimas décadas del siglo XII, cuando ya estaban en pleno auge las peregrinaciones a Santiago de Compostela.

Antes de llegar a Carboeiro encontramos el llamado “ponte do Demo” (puente del Demonio), donde se dieron asaltos, crímenes y otros delitos. Este puente data del siglo XVI y fue durante siglos la única vía de comunicación entre las villas de Silleda y Vila de Cruces.

San Lorenzo de CarboeiroVista aérea del monasterio
San Lorenzo de CarboeiroSan Lourenzo de Carboeiro. Ilustración de Chema Fernández Román

La iglesia, de tres naves que se adivinan ya en la fachada occidental, tiene en la cabecera una girola separada del presbiterio por una arquería ojival en su parte inferior, pero con arcos de medio punto por donde penetra la luz en la parte superior, símbolo de la gracia divina para quién se acerca a este interior sobrio y pétreo, como todas las obras románicas.

En el crucero se abren óculos, flanqueados al exterior por contrafuertes labrados en granito del país, y una puerta con doble arquivolta se abre en la fachada sur, donde también el muro se refuerza con contrafuertes. En el exterior, en la cabecera, un imponente muro curvo permite levantar los absidiolos. Al norte se encontraban las celdas de los monjes y las demás dependencias monásticas.

Lejos quedan Egica y los condes Gonzalo y Teresa, posibles fundadores del monasterio, lejos el recuerdo del enterramiento de Gonzalo en el monasterio de Camanzo, quizá también fundación suya, en el lugar del mismo nombre, municipio de Vila de Cruces. A mediados del siglo X se consagró la iglesia, lo que no quiere decir que estuviese concluida (y en todo caso no se trata de la actual), pues solía empezarse por la cabecera (presbiterio) para que se pudiese oficiar la misa.

San Lorenzo de CarboeiroFachada de la iglesia
San Lorenzo de CarboeiroNave principal

En el monasterio se cobraron rentas, se rezó, se entonaron cánticos, se lidiaron pleitos, se pecó y se intentó ganar el cielo. Carboeiro, como otros monasterios, ha sido centro de explotación agraria y de control de un territorio que, en parte, se ha ido configurando de aldeas, caseríos y villas.

Y una vez aquí ¿por qué no acercarse a la catarata del Toxa, entre los municipios de Vila de Cruces y Silleda? Así podremos combinar la obra humana y la naturaleza, en una excursión cultural y ecológica bellísima.

El monasterio de Carboeiro fue declarado Monumento Nacional por Decreto el 3 de junio de 1931.