Descubre Pontevedra desde las alturas
Buscador

Los paisajes de la provincia de Pontevedra son una apuesta segura a la hora de vivir una experiencia única. Su belleza, unida a la riqueza de su flora y fauna, dibujará en nuestra retina un recuerdo difícil de borrar. Si queremos conocer más a fondo la provincia no tenemos más que acercarnos a uno de los múltiples miradores que posibilitan que nos deleitemos con momentos únicos, que pervivirán para siempre en nuestros recuerdos. Como muestra aquí tenemos una selección de diez de los mejores enclaves desde los que disfrutar de una experiencia con historia.

El mar es el protagonista de muchos de estos escaparates naturales, como así lo demuestran los miradores de  A Guía en el barrio olívico de Teis; o  A Penedaen Soutomaior, con sus impresionantes vistas del interior de la ría de Vigo. Tampoco se quedan atrás el mirador de A Siradella, en O Grove; o el de Santa Trega, en A Guarda, que nos permitirá contemplar la puesta de sol más próxima a nuestros vecinos portugueses.

A Guía
Siradella

Vista al tesoro del Atlántico

Internacionalmente conocido es el paisaje de las islas Cíes. La joya del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia es una de las mayores riquezas naturales de la provincia y allí podemos admirar el archipiélago desde un punto privilegiado, el mirador de O Faro, al que se llega tras una caminata con bellas vistas. Desde ese punto disfrutaremos de una de las mejores panorámicas de la ría de Vigo.

También divisamos las islas desde un espectacular lugar de observación en la península de O Morrazo. El mirador del monte de O Facho en Cangas, ofrece una panorámica excepcional sobre las islas Cíes y el litoral de As Rías Baixas. Hacia el norte divisamos una excelente vista de A Illa de Ons, también integrada en el parque nacional, y podremos contemplar también la entrada a la ría de Arousa.

las islas Cíes
Monte Facho

La naturaleza también nos muestra su mejor cara con otras atalayas situadas en el interior de la provincia, como es el caso del monte Aloia, en Tui, o el mirador de O Seixo, desde el que dominamos gran parte de la provincia y podemos contactar con las fuerzas telúricas de esta tierra mágica que es Pontevedra gracias a su puerta al reino de Hades.

Una cascada de momentos inolvidables

El agua tampoco pierde protagonismo en el interior de la provincia, gracias a parajes de incalculable belleza como la cascada del Toxa, en Silleda, la más grande de Galicia y uno de los entornos con especies arbóreas autóctonas más rico de nuestro territorio. Destaca también la belleza del río Miño a su paso por  O Cruceiriño, donde podremos apreciar la fuerza de un río que dota de vida a las tierras gallegas.

Fervenza do Toxa
O Cruceiriño

Sin duda este viaje por los miradores más destacados de la provincia nos permitirá conocer con más detalle la riqueza no sólo paisajística sino también patrimonial de un territorio con muchos paraísos ocultos por descubrir. Éste será un viaje que enriquecerá nuestra historia vital con recuerdos que nunca se borrarán de nuestra retina.