Cabecera experiencia

Los "hobbits" de la Illa da Toxa

Buscador
Disfrutar con...
Icono Grupo Grupo Icono Familia Familia
Cuándo ir...
Icono Otoño Otoño Icono Invierno Invierno Icono Primavera Primavera Icono Verano Verano
Dónde...
Icono Costa Norte Costa Norte

La Aldea de los Grobits, inspirada en El señor de los anillos, es uno de los parques más originales para las niñas y niños en As Rías Baixas. La Illa da Toxa alberga el hogar de estos parientes lejanos de los hobbits. Según la leyenda, los grobits viven en las profundidades de las aguas termales, salen a la tierra, vagan entre los pinos y duermen en minicasas semienterradas.

Estos seres fantásticos que habitan la Illa da Toxa, en el municipio de O Grove, tienen apariencia de hobbits, aunque viven bajo tierra como los enanos. Las pequeñas casas de la aldea, situada en un parque forestal de 210.000 metros cuadrados, sirven de residencia a los grobits cuando deciden subir a la superficie, según la creencia popular. En el panel del recinto puede leerse: "Suben y bajan entre los pinos como ardillas, y cuando se cansan entran y descansan".

La aldea es en realidad uno de los parques más imaginativos de As Rías Baixas para pasar una jornada en familia. Las casas en miniatura están hechas a imagen y semejanza de las viviendas de los hobbits de la trilogía de J. R. R. Tolkien, semienterradas y cubiertas por la vegetación. El recinto, de forma circular, cuenta con originales juegos elaborados con madera de acacia, además de una mesa elaborada a escala para estos seres fantásticos, varios taburetes y setas. Árboles de colores dan todavía más originalidad a la aldea.

El espacio es público, y en el entorno existe un parque canino en el que pueden pasear los perros libremente. Además, en la misma zona se encuentra el hogar protegido de los burros fariñeiros, con varios ejemplares que harán sonreír a las niñas y niños.

La Illa da Toxa es ideal, además, para caminar por un bello entorno natural. Unida a tierra por un puente de estilo modernista y conocida por el manantial de aguas termales y la fábrica de jabones, cuenta con una gran red de senderos a lo largo y ancho de su territorio.

La isla tiene una superficie de 110 hectáreas y el descubrimiento de las aguas medicinales fue el origen de su transformación en centro termal y de ocio tras la construcción del antiguo balneario. Actualmente hay un casino, un balneario, un centro de congresos, instalaciones deportivas, entre ellas un campo de golf, y varios hoteles. El parque forestal ocupa una amplia superficie en el centro de la Illa da Toxa. Allí, entre los pinos, según cuenta la leyenda, deambulan los grobits. Verlos es difícil, pero la aldea está a disposición de todo el mundo para pasar unas horas de ocio. 

Disfrutar con...
Grupo Familia
Cuándo ir...
Otoño Invierno Primavera Verano
Dónde...
Costa Norte