Cabecera experiencia

Paisajes de película en As Rías Baixas: los escenarios de "El final del Camino"

Buscador
Disfrutar con...
Icono Pareja Pareja Icono Grupo Grupo Icono Solo Solo Icono Familia Familia
Cuándo ir...
Icono Otoño Otoño Icono Invierno Invierno Icono Primavera Primavera Icono Verano Verano
Dónde...
Icono Interior Norte Interior Norte
Recorre los parajes donde se rodó la serie de TVE y TVG, desde los monasterios de San Lourenzo de Carboeiro y Santa María de Aciveiro hasta las Brañas de Xestoso, la cascada de Escuadro y la playa fluvial de Cira

Los paisajes de Silleda evocan en la serie El final del Camino la Compostela medieval, el escenario de la batalla de Uclés (Cuenca) e incluso el valle del Rif marroquí. La Feria Internacional de Galicia, en la localidad dezana, ha servido de plató también para evocar el Toledo y la Sevilla del siglo XII. Y el monasterio de Santa María de Aciveiro de Forcarei se transforma en la pequeña pantalla en el palacio de Châlons en Francia, además de acoger el concilio de Husillos (Palencia), en el que fue depuesto el obispo de Compostela Diego Peláez por su apoyo al rey de Galicia frente a Alfonso VI de León.

La provincia de Pontevedra es, junto con el elenco de actores y actrices, la protagonista de El final del Camino de TVE y TVG, que narra las aventuras de tres hermanos y su relación con diversos personajes históricos. Como telón de fondo de la trama está la construcción de la catedral de Santiago, a finales del siglo XI. El reparto incluye conocidos intérpretes como Javier Rey, Cristina Castaño, Guillermo Barrientos o Begoña Maestre, y el destino Rías Baixas es el marco de la historia, definida por Maestre como una suerte de "Juego de tronos, con amor y aventura".

Los lugares del rodaje

El equipo de rodaje se instaló en diversas localizaciones de Silleda, Lalín, A Estrada, Vila de Cruces y Forcarei. La Feria Internacional de Galicia viajó en el tiempo diez siglos para convertirse en la Compostela de los años en los que se construyó la catedral, con su mercado, herreros y personajes vestidos de época.

El recinto, de 428.000 metros cuadrados, con siete pabellones, sala de conferencias y auditorio entre sus instalaciones, sirvió también de lugar de aprendizaje en el manejo de la espada para los actores y actrices y para el entrenamiento a caballo. Además allí se instalaron decorados interiores que evocaban el Toledo medieval bajo dominio musulmán y la Sevilla en tiempos de Al-Andalus.

El sepulcro de Santiago Apóstol se situó en la ficción en la iglesia de San Pedro de Ansemil (Silleda), con origen en los siglos IX y X, que fue monasterio de monjas benedictinas. El templo cuenta con dos capillas, una románica de planta basilical con tres naves y otra gótica, dedicada a santa Ana y conocida como Capela Señorial dos Deza, y alberga en realidad el sarcófago del caballero Diego Gómez de Deza, datado en 1341.

El antiguo monasterio es contemporáneo de San Lourenzo de Carboeiro (Silleda), que se transforma en la serie en la catedral de Santiago. Este cenobio de Deza, de estilo románico de transición a gótico, representa uno de los ejemplos más característicos del arte medieval gallego, y de hecho está influido por el estilo que empleó el maestro Mateo en el monumental templo compostelano en el que concluye la peregrinación jacobea. El origen del convento de Silleda se remonta al año 936, bajo la protección real de Ramiro I de León. La iglesia, con planta de cruz latina y cuatro naves, data del siglo XII y es una de las más vanguardistas de su período. La fachada, cuya temática son los ancianos del Apocalipsis, luce 23 esculturas.

El monasterio de Carboeiro ya ha servido de plató en otras ocasiones. En 1965 se rodaron allí escenas de la película Cotolay; en 1973, Flor de Santidad de Valle-Inclán; en 1995, La ley de la frontera; y, en 2006, Quart, basada esta última en la novela de Arturo Pérez-Reverte La piel del tambor. Además, Enrique Iglesias grabó allí el videoclip de la canción Noche y día, que recibió más de 123 millones de visitas en YouTube.

Otro monasterio, el de Santa María de Aciveiro (Forcarei), nos traslada en la ficción al palacio de Châlons y al concilio de la Iglesia católica de los reinos de León y Castilla celebrado en Husillos (Palencia) en 1088. El edificio es en realidad un monasterio medieval cisterciense, fundado en 1135 bajo el reinado de Alfonso VII de León, que vertebró la vida económica y social de Terra de Montes hasta la exclaustración por la desamortización de 1842. Está clasificado como Monumento Histórico-Artístico.

El humedal conocido como Brañas de Xestoso, también en Silleda (en confluencia con A Estrada y Forcarei), son el escenario en El final del Camino de la batalla de Uclés, que enfrentó en 1108 a las tropas cristianas de Alfonso VI con los almorávides de Ali Ibn Yusuf y de la que el ejército del rey de León saldría derrotado.

Las Brañas abarcan un espacio natural de 1.077 hectáreas de enorme valor, integrado en la red Natura 2000 y clasificado como Lugar de Importancia Comunitaria y Zona de Especial Protección para las Aves. La enorme superficie es un cordal de montes con suaves pendientes y llanuras entre las cuencas de los ríos Ulla y Umia. Entre sus atractivos destacan la ermita de San Sebastián y la laguna conocida como Lagoa Sacra.

De las Brañas forma parte la cascada del río Férveda en Escuadro (Silleda), también escenario de El final del Camino, en este caso evocando los alrededores de Compostela. La hermosa cascada salva una altura de 17 metros. En las fragas del entorno hay una amplia variedad arbórea con acebos, robles, castaños, sauces, alisos y fresnos.

Silleda también cambia de continente en la ficción televisiva para transformarse en el Rif (Marruecos), en este caso a través de la cantera de Rosende. En el mismo municipio la playa fluvial de Cira traslada al espectador a la Compostela del siglo I, cuando fue hallado el cuerpo del apóstol Santiago. El espacio natural se encuentra en la confluencia de los ríos Ulla y Deza y está clasificado como Lugar de Importancia Comunitaria. Además de destacar por su belleza es ideal para bañarse en verano y cuenta con servicios como mesas a la sombra, parque biosaludable y aparcamiento.

Otro de los paisajes que se transforma en la serie es el pazo de Donfreán (Lalín), que evoca el poblado de Catoira y el propio Camino de Santiago. El pazo es una casa señorial situada en la parroquia de Catasós, construida en estilo barroco a mediados del siglo XVIII. El edificio, con planta en forma de U, se compone de tres cuerpos unidos. La parroquia de Donfreán era una antigua propiedad de la familia de los Taboada, en 1625 pasó a los Gómez Oxea de Albán y posteriormente, por enfrentamientos familiares, a los Montenegro.

La parroquia de Saídres (en Silleda) simula los bosques de Compostela en la producción audiovisual, mientras que Patanín (Santeles, A Estrada) también se traslada al siglo XII para mostrarnos los caminos que llevan a Compostela.

La trama y los personajes de El final del Camino son ficción, pero los paisajes son muy reales y están en As Rías Baixas. Lo mejor para conocerlos es visitarlos. Hay mucho por ver.

Disfrutar con...
Pareja Grupo Solo Familia
Cuándo ir...
Otoño Invierno Primavera Verano
Dónde...
Interior Norte