cabecera_camelia
Buscador
Un estuche para joyas llegadas desde Francia o Portugal

Entre las camelias, coníferas, magnolias o palmeras, destaca Araucaria bidwillii, incluida en el catálogo de árboles singulares de Galicia.

Lo encontrarás en la parroquia pontevedresa de Salcedo. Y sus camelias te encontrarán a ti. Rehabilitados recientemente, sus jardines son estuches de joyas botánicas como  Camellia japonica ‘Prince Eugene Napoleon', que tantas veces paseó las calles de Pontevedra en la solapa de Antonio Odriozola, o las flores perfectamente imbricadasFederici', ‘Fimbriata', ‘Malvar' o ‘Alba Plena'. Proceden, sus ejemplares, de muy diversos países. Destaca Portugal o Francia, de donde llegaron especímenes que hoy contribuyen a embellecer uno de los espacios más mágicos de As Rías Baixas.

Este espacio y su pazo, construido por el arzobispo Malvar a finales del siglo XVIII, es, desde 1928, sede de la Misión Biológica de Galicia, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Según los datos disponibles, la estructura original del jardín es del siglo XIX, época desde la que ha sufrido distintas remodelaciones. Sus fuentes, estanques, hórreo, capilla –hoy museo– o cenador se cuentan entre los elementos más significativos de este espacio, que conserva su estilo originario. Todo ello enmarca una experiencia cargada de romanticismo en un espacio que se encarga de coronar un amplio hórreo de 22 pies. De estilo barroco, en este pazo de As Rías Baixas muy próximo a Pontevedra destacan sus balcones y chimeneas, de estilo francés.