Entre molinos centenarios

Déjate cautivar por la fuerza del agua y el viento en As Rías Baixas y descubre en sus molinos un patrimonio centenario. Recorrerás bellos parajes naturales por la ribera de los ríos, junto al mar y en cumbres montañosas

Presentes en cantigas, bailes, refranes y leyendas, los antiguos molinos que salpican la provincia de Pontevedra proporcionaron alimento a la población durante dos siglos y forman ya parte de la cultura popular gallega. Hoy son valiosas muestras del rico patrimonio etnográfico de As Rías Baixas. Déjate atrapar por la belleza natural del paisaje y adéntrate en la Galicia tradicional.

En Pontevedra se conservan molinos de agua, de viento y de mareas que en el pasado utilizaban las y los vecinos para moler el grano. Te atraerán su arquitectura, su ubicación en lugares mágicos y su singular mecánica de funcionamiento. Una de las muestras más bellas se encuentra en O Rosal, el espectacular conjunto de sesenta molinos de O Picón y O Folón .

no te pierdas ...

  • Molinos de O Picón y de O Folón
  • Parque natural del río Barosa
  • Molinos de Serén
  • Molinos de Samieira

Declarados Bien de Interés Cultural, su posición ofrece una preciosa vista del monte de Santa Trega y del Miño. A continuación, hacia el interior, en el Parque Etnográfico Muíños da Rocha (Arbo) las y los visitantes se encontrarán con cuatro molinos de agua reconstruidos.

Vientos del Atlántico

Los molinos de viento de Abalo , en Catoira, son de una modalidad muy poco frecuente en Galicia y deben su singularidad morfológica a su doble sistema de aspas, único en Europa. Forman un conjunto etnográfico excepcional ubicado en un alto con espectaculares vistas de la ría de Arousa y la desembocadura del Ulla . Una vez en la cumbre, no te puedes perder la curiosa laguna de Pedras Miúdas formada a escasos metros en la cuenca de una antigua mina abandonada.

Si quieres ver en funcionamiento alguna de estas singulares estructuras es ideal visitar Poio, que cuenta con dos rutas de gran belleza: las de los molinos de Samieira y A Freixa.

Los molinos de O Picón y O Folón ofrecen a las y los viajeros una preciosa panorámica del monte de Santa Trega y del Miño

Conviene también dejarse empapar por el misticismo que rodea la Ruta da Pedra e da Auga, entre Ribadumia y Meis, donde pueden recorrerse los rehabilitados molinos de Serén y su aldea labriega esculpida en piedra.

En el vecino municipio de Barro es imprescindible la visita al Parque da Natureza do Río Barosa. Vivirás un momento inolvidable al pie de la magnífica fervenza flanqueada por 17 molinos que salvan un desnivel de 30 metros de altura. Por allí pasa, además, el Camino Portugués a Compostela.

Y ya en el norte de la provincia de Pontevedra, el municipio de Catoira es pieza clave en el patrimonio etnográfico de As Rías Baixas al ser el único municipio gallego en el que conviven las tres modalidades de molinos. Resulta imprescindible la visita a los 45 que siguen el curso del río Freixeiro.