Fiestas en Rías Baixas

Turismo activo

Barranquismo y escalada

As Rías Baixas pared a pared

Una opción perfecta que une diversión, adrenalina y turismo al aire libre

El turismo y el deporte provocan sensaciones parecidas: te ponen a prueba, te obligan a superar etapas y exigen preparación y planificación para garantizar el éxito. Cada vez son más las y los viajeros que combinan ambas actividades y practican ejercicio al tiempo que descubren parajes naturales desconocidos.

La escalada y el barranquismo son dos opciones muy apetecibles que permiten además disfrutar en familia, siempre que se elijan las zonas adecuadas. En As Rías Baixas hay varias empresas que organizan rutas con guías especializados y que facilitan la práctica de esta actividad que mezcla diversión, adrenalina y turismo.

Principiantes y profesionales encontrarán en la provincia empresas con experiencia para practicar en paredes de exterior

Anímate a disfrutar de la provincia desde un nuevo punto de vista. Sólo necesitarás ropa cómoda y ajustada con la que desenvolverte bien dentro de un arnés, en el caso de la escalada, y calzado confortable para moverte por una pared sin problemas de adherencia y con total seguridad. El punto clave de estas modalidades deportivas es disponer de una cuadrilla que te acompañe.

Principiantes y profesionales encontrarán en la provincia empresas con experiencia que proporcionan los materiales y recursos necesarios para experimentar en paredes de exterior. Las montañas de Silleda, O Porriño o Vigo y litorales únicos como la Costa da Vela serán algunas de las vistas que te llevarás de recuerdo si te animas a escalar en As Rías Baixas.

En el caso del barranquimo, una de sus mecas está en Ponte Caldelas, en el cañón del río Verdugo, uno de los barrancos más completos de Galicia, con tres kilómetros de recorrido que incluyen tres cascadas, rápidos y pozas de agua cristalina. Más al sur de la provincia nos encontramos con el cañón de Luneda, en A Cañiza. La ruta sigue el cauce de un afluente del río Deva y permite conocer varias cascadas en un entorno de gran belleza. Cuenta con rápeles, saltos, rápidos y un bonito tobogán, adecuados para iniciarse en la práctica del barranquismo.

Escalada

Y seguimos descendiendo hacia el sur de la provincia para descubrir el barranco de Rego da Cal, en el ayuntamiento de O Rosal. Esta ruta se inicia cerca de los molinos de O Folón y O Picón y discurre por un afluente del río Tamuxe. Está considerada de nivel medio e incluye varios rápeles sencillos, algunos saltos y toboganes naturales a lo largo de 2 kilómetros.

Finalmente, también se puede practicar barranquismo con guías en el río Almofrei, en Cotobade, y en el río Cadavosa, en Cerdedo. En ambos casos se trata de rutas familiares, que se pueden hacer con niños y niñas a partir de 10 años.