Fiestas en Rías Baixas

Naturaleza

Cascadas

La fuerza del agua en As Rías Baixas

Viaja por excepcionales cascadas escondidas en medio de la naturaleza

La provincia de Pontevedra está llena de rincones mágicos en los que la naturaleza muestra toda su fuerza. Te invitamos a realizar un inolvidable recorrido por las impresionantes cascadas de As Rías Baixas que sortean conjuntos de molinos centenarios, sorprendentes formaciones rocosas y grandes desniveles en medio de formidables paisajes de bosque autóctono.

Fervenza de Reboreda en Redondela

Esta experiencia es una invitación para distanciarse del ruido cotidiano y conectar con lo más genuino de esta tierra. Déjate sorprender por estos saltos de agua escondidos en medio de una exuberante vegetación y que muestran la cara más indómita y bella de la naturaleza de Galicia, principalmente en otoño e invierno por el elevado caudal de los ríos.

No hay dos cascadas iguales. A lo largo de la provincia de Pontevedra se pueden encontrar cascadas de muy diferente morfología. En algunos casos las aguas bajan mansas, caprichosas, sorteando la roca. Otras veces caen en poderosos y admirables torrentes de más de 30 metros de altura. Pero todas ellas representan un seductor espectáculo visual y sonoro. 

Tomad nota de las más bellas y evocadoras cascadas de As Rías Baixas para poder planear vuestra próxima escapada:

Parque de la Naturaleza del Río Barosa (Barro)

Fervenza Río Barosa

En el municipio de Barro encontramos este fabuloso parque con una magnífica cascada salpicada por un grupo de diecisiete molinos. El salto de agua finaliza 30 metros más abajo en una atractiva área recreativa. A este rincón con enorme encanto se accede a través de la carretera N-550. El Parque de la Naturaleza del Río Barosa incluye una ruta de senderismo para conocer los molinos del cauce del río Barosa. Asciende y desciende por distinto margen y permite apreciar la cascada desde los laterales. El enclave forma parte, además, del Camino Portugués hacia Compostela.

Cascada de O Toxa (Silleda)

Fervenza do Toxa

Es, sin duda, el salto de agua más espectacular de la provincia de Pontevedra. Esta cascada nos lleva hasta el norte de As Rías Baixas, a Silleda, justo antes de que el río Toxa desemboque en el Deza. Es famosa por su caída vertical de más de 30 metros, que la convierte en la más alta de Galicia. En el entorno existe, asimismo, un mirador con formidables vistas hacia la cascada y el monte que la circunda. Este espacio natural forma parte del proyecto Red Natura 2000 por su gran valor paisajístico.

Cascada de Férveda (Fervenza de Férveda, Silleda)

Fervenza de Férveda

Sin salir del municipio de Silleda localizamos la cascada de Férveda, perteneciente también al cauce del río Toxa. Está protegida por un bosque autóctono envidiable. Se trata de un enclave de alto valor paisajístico que forma parte de las Brañas de Xestoso, espacio protegido dentro de la Red Natura 2000. Existe una ruta de senderismo de 8 kilómetros que parte desde la parroquia de Escuadro y que permite descubrir este formidable entorno salpicado, también, por varios molinos.

Cascadas de Casariños y Coto Grande (Fornelos de Montes)

No muy lejos de la ría de Vigo, entrando en el municipio de Fornelos de Montes, nos podemos adentrar en las refrescantes aguas de estas cascadas. En la parroquia de A Laxe encontramos las cascadas de Casariños y Coto Grande, un paraje de excepcional belleza y muy poco conocido, al que se puede acceder fácilmente desde la carretera PO-9303. Los saltos de agua están separados por apenas un kilómetro de distancia entre ellos y ofrecen un agradable paseo.

Cascada de Segade (Caldas de Reis)

Fervenza de Segade

Esta cascada forma parte de una conocida ruta de senderismo llamada Ruta del Agua, que empieza junto a la Carballeira de Caldas de Reis. Se encuentra a la salida del pueblo en dirección A Estrada. Se trata de un conjunto de cascadas que ofrece una espectacular caída de agua hasta una poza que aprovechan muchos bañistas. Este paseo de baja dificultad permite, además, disfrutar de una de las joyas del patrimonio industrial de As Rías Baixas: la antigua central hidroeléctrica cerrada en los años cincuenta.

Cascada Poza da Moura (Moaña)

Poza da Moura en Moaña

Es un pequeño embalse de agua en el curso del río Muíños, en Moaña, y ofrece unas espectaculares vistas sobre la ría de Vigo y el puente de Rande. En un breve recorrido llega a realizar un descenso de hasta 500 metros de altura. Su caída se puede ver desde diferentes lugares, incluido el corredor de O Morrazo. Uno de los principales atractivos de este bonito paraje son los antiguos molinos restaurados y la propia poza. Su nombre evoca una trágica leyenda de amor y se dice que durante las Noches de San Juan se puede ver a la moura vagar por la zona.

Cascadas de Raxoi y Pedrafita (Valga)

Fervenzas de Valga

La próxima cascada nos lleva hasta el municipio de Valga y el río del mismo nombre. Para llegar a las cascadas nos tendremos que desviar desde la carretera nacional N-550 hasta llegar a la zona de Raxoi. Una vez ahí, se puede comenzar un agradable paseo por los frondosos senderos que nos llevan hacia los saltos de agua. En el camino podremos localizar distintos molinos conocidos como Los Molinos de Pedrafita u Os Muíños de Parafita.

Caldeiras de Parrelos (Covelo)

Surge del río Tea y se encuentra escondida en una zona rocosa con una gran riqueza natural incluida en el proyecto Red Natura 2000. Pertenece al municipio de Covelo, concretamente a Prado. Recientemente se ha creado una ruta de acceso a pie conocida como Camiño das Estrelas. El recorrido pasa por el molino de Longo, la Carballeira do Rei y el ponte Abuiña, entre otros enclaves de gran interés. Es una ruta lineal de unos 8 kilómetros con una duración de, aproximadamente, tres horas.

Cascadas de As Laxes de Rebón (Moraña)

En esta ocasión nos desplazamos hasta el río Gundeiro, en Moraña, para dirigirnos a un entorno natural más escondido que los anteriores. No existe un acceso señalizado, pero no es complicado llegar desde A Fontaíña, pueblo en el que se puede comenzar a caminar. Además de las cascadas, el municipio posee otros recursos naturales de interés, como los molinos de As Laxes, Arxeo, varios robledales y los miradores de monte Acibal, monte Ardegán, Cerdeiras y monte Castelo.

Cascada del Oitavén (A Lama)

En la comarca de Pontevedra nos encontramos con esta cascada enclavada en el espacio natural Serra do Suído. El río Xesta cae en picado decenas de metros hasta que se une con el río Parada, siguiendo ambos su curso con el nombre de río Oitavén. Pasando 3 kilómetros el pueblo de Antas, desde A Lama, se llega hasta un cruce donde se señaliza, por primera vez, la cascada. El cruce se toma a la derecha y ya pasando los 2 kilómetros veremos otro letrero desde el que llegaremos con facilidad.