Fiestas en Rías Baixas

Faros

Los vigías del mar

La tradición marinera de la provincia de Pontevedra ha dejado huella en su litoral con importantes faros, testigos de naufragios, tempestades y leyendas cargadas de misterio, en enclaves de auténtica belleza. Su luz ha guiado a la gente del mar en la oscuridad del océano desde tiempos inmemoriales. Hoy obsequian a quienes los visitan una panorámica de belleza extraordinaria.

Comenzando por el norte, el faro de Punta Cabalo, en A Illa de Arousa, ofrece una hermosa instantánea de la ría y sus bateas. En el otro extremo de la isla, el parque natural de O Carreirón permite al visitante contactar con la naturaleza y disfrutar de sus playas únicas.

Ya en la Ría de Pontevedra, el faro de Tenlo Chico se erige en la parte sur de la Isla de Tambo, próxima a la encantadora villa marinera de Combarro. Desde el paseo del puerto deportivo de Marín se disfruta de una bella estampa de este vigía del mar.

En Ons, una de las bellas islas del Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia, se encuentra uno de los faros más grandes y de mayor alcance de España. Está situado en la cima del monte Cucarno, y fue encendido por primera vez en el año 1865. Enfrente y en tierra firme, el faro de Cabo Home preside la Costa da Vela, en la península de O Morrazo. Un vigía del Atlántico y un lugar de belleza excepcional, perfecto para una ruta costera con vistas únicas a las Islas Cíes en la que otros puntos de parada obligada son los faros de Punta Robaleira y Punta Subrido.

  •  
    Cabo Home
  •  
    Punta Robaleira
  •  
    Ons
  •  
    Cabo Silleiro
  •  
    Islas Cíes
  •  
    Punta Cabalo
  •  
    A Guarda

Llegar a las Islas Cíes, atravesar una pasarela con las olas rompiendo a tus pies y descubrir una de las mejores playas del mundo, la de Rodas, es una experiencia única. Dos faros resguardan la Illa do Faro, situada entre Monteagudo y San Martiño. La subida a la estructura principal, una gran linterna del Atlántico a casi 180 metros de altura, es todo un reto, pero una vez allí las panorámicas del archipiélago, de los acantilados y de la ría de Vigo son un regalo para la vista. El faro da Porta, de camino a este gran guardián de las islas, desprende mucho encanto.

Faro Cabo Silleiro

¿Quién vive ahí?

El farero o farera, imprescindible hasta hace solo unos años, tenía un halo de misterio y romanticismo: mujeres y hombres consagrados a la protección de las costas con una vida casi ermitaña. En el faro de Ons todavía se mantiene esta figura que se ha ido perdiendo en otras torres costeras.

La tradición marinera de la provincia de Pontevedra ha dejado huella en su litoral con importantes faros, testigos de naufragios, tempestades y leyendas cargadas de misterio, en enclaves de auténtica belleza.

La ciudad de Vigo cuenta en el monte de A Guía con un mirador sobre la ría indispensable para contemplar ese atardecer que garantizará las mejores fotos. Allí, a la orilla del mar, se encuentra otro singular faro. La linterna guiaba en el pasado a las embarcaciones que navegaban por la ensenada de San Simón, siendo su lazareto en aquella época la razón del importante aumento del tráfico marítimo. Sin salir de Vigo encontramos otro faro emblemático, frente al Museo del Mar, que custodia la ciudad y permite disfrutar a quienes lo visitan de excelentes vistas a la ría.

Al sur, el legendario faro de Cabo Silleiro marca el punto de entrada a la Ría de Vigo justo en el límite entre Oia y Baiona. La torre, con su particular forma de prisma, cuenta con una altura de 30 metros coronada por una poderosa luz blanca con un alcance de unos 65 kilómetros.

Faro Ons