Fiestas en Rías Baixas

Ruta do Viño

Un paseo entre viñedos

Los viñedos definen el paisaje y las tradiciones de As Rías Baixas hasta el punto de convertirse en un modo de vida al que se abre la puerta a través de la Ruta do Viño. El objetivo es brindar a las y los viajeros una experiencia enogastronómica completa al tiempo que se sumergen en esta histórica cultura.

As Rías Baixas es una región privilegiada para el cultivo de la vid. Su clima suave, su orografía irregular expuesta a los vientos atlánticos y sus suelos arenosos dan como resultado unos vinos de excelente calidad. Los viñedos de Pontevedra crecen además rodeados por un rico patrimonio y portentosos paisajes que confieren a los caldos carácter y agradables matices en boca. Son vinos inconfundibles por sus aromas frutales, su frescura y su característico punto de acidez . La calidad del albariño, su buque insignia, lo ha convertido en uno de los grandes vinos de todo el mundo.

Visitas a pazos centenarios, conjuntos históricos protegidos, viñas que se descuelgan hasta el mar y catas al atardecer causarán una honda impresión en quienes se decidan a vivir desde dentro el proceso de elaboración del vino.

La apuesta por la uva autóctona se debe a la tradición vitivinícola de la provincia, que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos hasta consolidar As Rías Baixas como la zona con mayor producción de Galicia. Hoy la mirada también está puesta en el exterior y tres de cada diez botellas vuelan ya al extranjero, con EE. UU. como principal destino de las exportaciones.

El albariño, el rey

La uva albariña es la reina de la Denominación de Origen , la más característica y con la que se corresponde el 95 % de la producción. Como variedades preferentes en blancas también están reconocidas la uva loureira blanca o marqués, treixadura y caíño blanco. En tintas, se opta por caíño tinto, espadeiro, loureira tinta y sousón.

La materia prima procede de 5 subzonas de cultivo que se extienden desde la frontera portuguesa hasta el límite con Compostela. Son O Salnés, Condado do Tea, O Rosal, Soutomaior y Ulla. Se trata de tierras bajas, en su mayoría próximas al mar o situadas en los tramos inferiores de los cursos fluviales. Recae sobre más de seis mil viticultoras y viticultores la responsabilidad de cuidar con mimo los viñedos, que cubren alrededor de 4.000 hectáreas de terreno. Este “ouro da terra”, en palabras de Ramón Cabanillas, se embotella finalmente en 180 bodegas dispuestas a recibir a quienes buscan nuevas experiencias para el paladar.

Para disfrutar plenamente de un buen albariño lo mejor es maridarlo con alguno de los excelentes productos de la gastronomía pontevedresa y dejarte envolver por los impresionantes paisajes que caracterizan la provincia. A la hora de servirlo la temperatura ideal para apreciar todos sus matices son 10º C. Los caldos de la D. O. Rías Baixas combinan a la perfección con pescados, mariscos, arroces y quesos.

Visita las bodegas y los viñedos de la Ruta do Viño, disfruta de las catas y completa tu experiencia en los alojamientos, restaurantes y otros establecimientos asociados también a este fantástico itinerario.

¡Adéntrate en la cultura vitivinícola de Rías Baixas!

Consulta aquí el listado de establecimientos socios de la Ruta do Viño.